Sexualidad con Salud y Derechos Sexuales

En sentido estricto no. Sexualidad es una dimensión humana muy amplia, que abarca; por un lado al género, es decir, el conjunto de actitudes, comportamientos, actitudes y roles esperados de una persona con base en si es hombre o mujer;  por otro, tus vínculos afectivos, es decir, las distintas formas como te relacionas con las demás personas, así como tus sentimientos; implica también el erotismo es decir, la capacidad de sentir tu placer; y finalmente la reproducción, que se refiere a la manera como trascenderás en esta vida con lo que haces o dejes, o bien la posibilidad de ser madre o padre. Y el sexo, sería lo que nos diferencia biológicamente a mujeres y a hombres, es decir, los órganos genitales que nuestros cromosomas determinaron que correspondían a nuestro cuerpo al nacer. Sin embargo, siempre han sido palabras que se usan indistintamente para referirse en muchas ocasiones a actividades erótico-sexuales solamente; la realidad es que no es así, pues como puedes ver, la sexualidad es más que eso, y el sexo sólo forma parte de esa gran dimensión humana.

 

Es importante, hablar siempre con el nombre adecuado para cada aspecto de la sexualidad.

Recuerda que el sexo es la diferencia biológica que define el ser hombre o mujer. Si te refieres a las relaciones sexuales, es una experiencia que puede vivirse de manera muy distinta de persona a persona, y que se ve influenciada por muchos factores, como las circunstancias, contexto, edad, etc. Por ejemplo, si se está con la persona indicada, en donde existe amor, respeto, aceptación, confianza, a una edad en donde se pueden manejar mejor los contextos y consecuencias, y además se cuenta con la información pertinente sobre los posibles riesgos y cómo prevenirlos, seguramente será una experiencia placentera, plena, agradable y saludable para cada miembro de la pareja. Pero si pensamos, por ejemplo, en una persona de 10 años, que es forzada de manera sutil a tener relaciones sexuales con su pareja, quizá la experiencia no sea tan satisfactoria, pues para esa edad, la asimilación de esta experiencia puede ser distorsionada y puede traer posibles consecuencias adversas a nivel físico, psicológico y emocional. Ahora bien, hablando de la sensación física, también es variable, ya que influyen muchos factores como si  la persona siente que es el momento indicado, el cómo vive y trata a su propio cuerpo, cómo se relaciona con su propio placer, en fin, si hay tensión o estrés físico la experiencia no será igual a si se está relajado y con seguridad y confianza.

 

Es importante que recuerdes que las relaciones sexuales son consensuales y voluntarias y que puedes practicar tu derecho a elegir cómo vivir tu erotismo, libre de presiones.

Para tener relaciones sexuales no existe un parámetro de edad que indique a partir de cuándo. Es mejor recurrir a tu propio evaluómetro, es decir que tú valores algunos aspectos de tu vida que te indiquen si puedes, quieres y estás listo o lista para esas experiencias, por ejemplo, la personas con quien la tendrías, si te quiere seguramente le importarás más a que si no; la calidad del vínculo, es decir, si hay confianza y respeto; también si puedes afrontar las consecuencias que pudieran presentarse. Tener relaciones sexuales también implica un acto de consciencia de para qué las quiero tener, si encuentras respuestas como: para no sentirme solo/sola, porque así ella/él seguirá conmigo, porque siento que solo él o ella me ama de verdad, porque me insistió en que ella/él ya quería y tenía miedo que se enojara conmigo si decía que no, porque otras personas de mi edad ya las están teniendo, etc. Entonces necesitarás atender primero tu miedo a la soledad, o el temor a que se enoje tu novio/novia contigo, o tu sentido de pertenencia a tus grupos sociales, etc.

 

Es importante, que valores que tu cuerpo, tu mente, tu ser completo es valioso y merece que le des experiencias de amor, eso sólo lo puedes hacer tú, y las relaciones sexuales merecen ser vividas con plenitud, libres de miedos y presiones.

Son muchas las razones para que a tu edad se tengan relaciones sexuales, generalmente son por impulsividad, falta de educación sobre sexualidad, poco o nulo acompañamiento emocional por parte de los papás o mamás en experiencias de sus hijos/hijas, no sólo de índole sexual, a veces simplemente no ha habido suficiente amor en sus historias de crianza. Se ha detectado que las familias con índices de violencia emocional, psicológica, física, sexual hace que los/las hijos/hijas adolescentes se expongan a experiencias para las que, muchas veces, aún no están listos/as, como un modo de encontrar espacios que consideran libres de esa violencia. Muchas veces ese espacio es el noviazgo y todo lo que esta identidad les “permite” explorar. Muchas veces puede que lo presuman porque, por un lado les da un sentido de autoafirmación, es decir, de seguir definiendo quién son, digamos que les da cierta sensación de poder, que los afirma frente a los demás, esto a su vez, hace que lo expongan ante sus iguales como buscando aprobación, admiración y un supuesto “respeto”; pero la realidad es que ganar estos valores se logra de muchas otras maneras.

 

Es importante que recuerdes que la única persona que toma la decisión de tener o no relaciones sexuales a esta edad, es tuya, previa valoración de varios aspectos como tu protección, y una reflexión personal de que el manejo que hagas de tu erotismo es tu derecho a que sea algo privado.

No, no tiene relación alguna una situación con la otra. Te explicamos: la orientación sexual, no tiene que ver con cómo hablas, caminas, te vistes; éstas son elecciones personales y tienen que ver con el género que expreses y con el que te identifiques. Por otro lado, una persona se sabe heterosexual, homosexual o bisexual cuando se da cuenta qué sexo le atrae, de quién se puede enamorar y con quién podría formar una relación de pareja. Cuando alguien se comporta como el otro género, es una cuestión de identidad de género y ésta es independiente a la orientación sexual.

 

Es importante, respetar tanto la manera de comportarse genéricamente como la orientación sexual, ya que ello no define completamente quiénes somos.

Igual que las personas heterosexuales o bisexuales, la variedad de tener encuentros erótico-sexuales es muy amplia y varía de pareja en pareja. En cualquier pareja implica estimular diferentes partes del cuerpo para lograr excitación sexual, conseguirla se puede hacer de muchas formas, hay personas que prefieren más lo besos, otras personas disfrutan más de las caricias y otras personas les gusta unir sus genitales, cada quien disfruta de experiencias variables. Una relación sexual abarca muchas conductas como besar, tocar, acariciar, usar los 5 sentidos, y también la unión de genitales, también llamado coito, pero incluye además la comunicación y el vínculo. Por lo que una pareja lésbica u hombres gays pueden realizar cualquiera de las conductas anteriores.

 

 

Es importante, que no des prejuicio ni a las relaciones sexuales, ni a las personas de las diferentes orientaciones sexuales, así como a sus prácticas, ya que son maneras tan diversas y respetables como las que tú tienes y seguirás teniendo. 

Los valores como el respeto, la tolerancia y la aceptación se aprenden principalmente en la familia, por lo que pueden ser personas en donde hubo en sus hogares, ciertas deficiencias en la transmisión de esos valores. Pero si te toca toparte con personas así, recuerda que tienes el derecho de que se respete la forma como tú vives, tu sexualidad o cualquier aspecto de ti. Puedes pedir ese respeto, denunciar ese tipo de comportamientos, buscar estar con personas que sean afines a ti en cuanto a valores, apoyarte en tus capacidades de comunicación, y creer que de verdad eres una persona digna de ser respeta por el solo hecho de ser humano.

 

Recuerda que las personas violentas requieren un apoyo más profundo para poder vivir más sanamente y no afectar a otros, pero tú puedes afianzarte en quién eres y apoyarte en quienes de verdad te aprecian.

No. Transexual, es aquella persona que nace de un sexo y que necesita adoptar el otro para sentirse congruente con su identidad, es decir, siempre se han vivido y sentido del sexo opuesto al que trajeron de nacimiento; para ello puede recurrir a modificar su fisionomía mediante cirugías, tratamientos hormonales, cambio de apariencia, todo encaminado a vivirse como el otro sexo, diferente al que nació, desde lo orgánico. Travesti, es aquella persona que usa ropajes, accesorios, o que modela su apariencia, y que puede además adoptar comportamientos del otro género al original, pero lo hace de manera ocasional. Transgénero, es aquella persona que sólo cambia la apariencia, las actitudes y puede o no jugar el rol al otro sexo diferente del propio, esta persona se vive así todo el tiempo. 

 

Es importante, que te informes sobre conceptos que parecen muy parecidos no sólo porque es tu derecho sino para erradicar prejuicios sobre las diferentes maneras de expresar la sexualidad.

Embarazo en la Adolescencia y Metodología Anticonceptiva

Falso. El embarazo puede ocurrir a partir de que la adolescente empieza a ovular, proceso asociado al inicio de las menstruaciones; y los hombres adolescentes empiezan a producir espermatozoides, proceso asociado con las primeras emisiones nocturnas. Por lo que una vez que empiezan a ocurrir estos procesos biológicos, la fecundación e implantación del óvulo fecundado es posible. Recuerden que además la ovulación, es decir el momento del mes en que el óvulo alcanza su mayor capacidad reproductiva, se da dos semanas después de su última menstruación. Pero algunas adolescentes no tienen ese periodo con regularidad y su momento de ovulación puede ser muy variable, por lo que no podrían identificar en qué momento del mes están ovulando.

 

Es importante que reconozcas que con tu capacidad reproductiva vienen la capacidad de establecer límites y la capacidad de planear tu vida reproductiva.

Hay varias formas. Las físicas; una se da al observar el cambio del flujo vaginal, cuando éste es blanco y espeso la mujer no es fértil, pero si su flujo es transparente y como acuoso está en ovulación, es decir fértil. La otra es que en los días de fertilidad a la mujer le sube la temperatura de 0.02 a 0.08 °C por arriba de 36.5°C que es lo habitual y sí, siente mayor calorcito en el cuerpo.

 

La otra es que cuando les baja entre cada 28 a 32 días, se consideran periodos “regulares” y entonces la ovulación ocurrirá en el día 14 o 15, es decir dos semanas después de la última vez que les bajó la menstruación, y por última vez se refiere al primer día que les bajó en el último mes, de ese día cuentan 14 días hacia adelante y por las dudas, consideran días de fertilidad 3 días más y 3 días menos del día que dio como el catorceavo. Si les baja en menos de 28 días o en más de 32, es difícil calcular la ovulación.

 

Existen además pruebas de ovulación, que se venden en la farmacia y pueden apoyar la certeza de estar fértiles o no, en ese momento.

 

Es importante que aprendan a conocer su cuerpo y sus mecanismos reproductivos, esta es una excelente forma de autocuidado y protección para prevenir un embarazo.

La mayor probabilidad de embarazo ocurre efectivamente cuando los genitales de ambos sexos se unen, a eso se llama coito, y cuando el semen es arrojado en la vagina; sin embargo, hay otras conductas de riesgo. Por ejemplo, cuando sólo se introduce el “glande” o la parte baja del pene, por este son arrojadas gotas de líquido pre eyaculatorio que también contienen espermatozoides, y si son depositados en la vagina pueden fecundar. Cuando el semen es arrojado en la vulva, es decir en genitales externos, la lubricación vaginal va ayudar a conducir a los espermatozoides cercanos  a la entrada de la vagina al interior de la misma, así como ayudar a subir a los espermatozoides hasta las tubas uterinas. Es importante recordar que arrojar el semen sobre la vulva aun cuando haya ropa interior de por medio, no impide el mecanismo mencionado anteriormente.

 

Cualquier contacto inmediato del semen con la entrada de la vagina o la vagina es suficiente para que busquen ya, en el interior, al óvulo.

 

Es importante, que en lo erótico vayas paso a paso, no hay limitaciones pero sí hay consecuencias. El erotismo es una capacidad que como cualquier otra requiere irse conociendo poco a poco para que madure. Antes de una relación sexual, hay muchas expresiones eróticas que puedes conocer a profundidad como besar, acariciar, tocarse; ya sea en pareja o con el propio cuerpo.

Falso. Siempre que existan las condiciones necesarias para que suceda la fecundación de un óvulo y un espermatozoide -células responsables de un embarazo- no hay alberca, regadera, ni el mar ni ningún medio acuoso que pueda impedir que se de el embarazo. Ahora, las condiciones para que se pueda dar dicho embarazo son: que el semen haya sido arrojado en el interior de la vagina y que la mujer esté ovulando, dado que a través del semen es por donde los espermatozoides pueden llegar al óvulo y fecundarlo. Así que, si el semen es arrojado lejos del cuerpo de la mujer, entonces no habrá contacto de fluidos genitales, y por ende no habrá posibilidad de embarazo.

Es importante que cuando vivas tus experiencias en lo erótico, te regales la oportunidad de disfrutar tus experiencias de placer, libres de riesgos y preocupaciones. Puedes lograrlo, si lo haces con precaución y con las medidas de protección.

Hay muchos factores involucrados. Desde la educación de ese hombre, hasta la misma pareja. En general, el tema de la reproducción, uso de métodos anticonceptivos, y crianza de los hijos/hijas ha estado relegada a la mujer; lo cual implica inequidad y hace que continúen reproduciéndose estos estereotipos de género. La realidad es que una relación de noviazgo y todo lo que en ella ocurra, es responsabilidad de ambas personas. Si bien, por ejemplo la mayoría de métodos anticonceptivos es para uso de la mujer,puesto que es su cuerpo el “habilitado” para embarazarse, el hombre también va a disfrutar de las bondades de cuidarse, y se beneficiará en su proyecto de vida, igual que la mujer, además de que madurará en sus vínculos afectivos y eso traerá beneficios a su vida en general. Es importante practicar en sus relaciones de noviazgo o pareja la equidad, ya que ello hará más feliz y plena la relación, ambos se sentirán escuchados en sus necesidades y se darán cuenta de las capacidades que pueden llegar a desarrollar en cuanto a la forma de vincularse.

 

Es importante que no estereotipen a un género u otro. Lo mejor es practicar la escucha entre géneros y la empatía, es decir ponerse en los zapatos de la otra persona.

Cualquier método anticonceptivo puede fallar, pues sólo la abstinencia o el sexo seguro (tocarse, acariciarse, besarse sin que exista contacto de fluidos genitales: semen y lubricación vaginal) evitarán un embarazo. La anticoncepción de emergencia tiene una probabilidad de falla del 25%, la cual estaría relacionada con la demora en la toma de la pastilla o pastillas, o con la toma continua, estos factores pueden hacer que baje la eficacia

Es importante, incluir la metodología anticonceptiva cuando una persona ha decidido tener vida sexual, sin embargo también debe reconocer que ello no garantizará un no embarazo.

La elección del método es “idealmente” tomada entre un/una médico/a y la pareja, previa información y aclaración de dudas. Sin embargo, reconocemos que no todas las parejas o adolescentes en lo individual pueden o desean recurrir en primer lugar a un especialista. Entonces puedes recurrir al uso de 3 métodos pertenecientes a categorías distintas. Por ejemplo: 1. Usar un método del grupo de Métodos Basados en el Conocimiento de la Fertilidad, más 2. Un método de barrera que proteja de ITS como el condón para hombre o para mujer, más 3. Un método del grupo de los orales u hormonales. Si bien, esto no garantiza al 100% un no embarazo, aumenta bastante la probabilidad de que no ocurra. Si no logras incluir estos 3, al menos suma dos, uno anticonceptivo, y uno que te ayude a prevenir las infecciones de transmisión sexual (ITS), en este caso estamos hablando del condón (para hombre y para mujer). No olvides que sólo el condón te protege tanto de ITS como de embarazos, así que recuerda utilizar un condón por cada relación sexual que decidas vivir. 

 

Es importante, que continúes informándote sobre este tema, no sólo es vivir tu derecho a recibir educación sexual, sino que es el recurso para apoyar su proyecto de vida a corto, mediano o largo plazo, además de que te indica el nivel de responsabilidad que estás adquiriendo.

ITS: Prevención, detección y atención.

Condón para hombres: Lávese las manos. Cheque la fecha de caducidad y que esté en tiempo, caducan alrededor de 5 años a partir de su fecha de elaboración. Abra el paquete con las yemas de los dedos, no uñas, tijeras o dientes pues podrían rasgar el látex. Verifique el sentido correcto para desenrollarlo. Coloque con el pene en erección la punta del condón llamada receptáculo, apriete esa punta con los dedos para que no entre aire ahí, mientras sostiene apretando con una mano, con la otra desenrolle el resto del condón, cuando esté hasta la base del pene, suelte el receptáculo, antes no. Si entra aire se puede romper durante la relación sexual. Una vez que haya ocurrido la eyaculación, retire el condón cuando aún el pene esté en erección, sujetando con los dedos entre la base del pene y el arillo, retire el pene de la cavidad. Deseche de manera higiénica este método, es decir sin que se derrame el semen, o bien si gusta envolverlo en papel higiénico, tire en el cesto de basura, no en el WC porque puede taparse, ya que no es biodegradable.

 

Condón para mujer. Lávese las manos. Verifique fecha de caducidad así como que el paquete no esté roto, rasgado, perforado o que el condón este muy frío o muy caliente o que ya tenga mucho tiempo en la bolsa, mejor adquiera uno nuevo. Abra el paquete y así como sale el condón, es decir compactado, haga un 8 con los dos arillos que lo conforman, puede estar de pie con uno de ellos puesto sobre una silla, recostada en posición ginecológica (piernas abiertas) en cuclillas y empuje ese 8 al interior de la vagina. El arillo más grande notará que está fijo al plástico poliuretano, ese arillo debe quedar cubriendo la entrada de la vagina, es decir en la vulva. El resto del condón empújelo con sus dedos. Tiene forma cilíndrica por lo que quedará adherido a las paredes vaginales. Es importante que se cerciore que al entrar el pene, lo haga a la bolsa cilíndrica pues puede entrar de lado y empujar el condón a las orillas por lo que no se eyaculará en el poliuretano sino en su vagina no protegida. Para retirar tuerza el arillo que está en su vulva y jale suavemente. Deseche de manera higiénica este método, es decir sin que se derrame el semen, o bien si gusta envolverlo en papel higiénico, tire en el cesto de basura, no en el WC porque puede taparse, ya que no es biodegradable.

Ambos métodos requieren higiene y práctica, ambos sexos pueden practicar previamente con sus genitales la colocación. Y se deben usar 1, cada vez que se tenga una relación sexual.

 

Es importante que recuerden que ambos condones son los únicos que previenen de ITS y embarazos y que representan una muestra de aprecio, respeto y confianza entre una pareja, así como una posibilidad de erotizar a la pareja con su colocación. 

No. Aunque comparten sintomatología en algunos casos, la diferencia es el modo de contagio. En las primeras la vía de contagio es primordialmente sexual, o por sangre infectada o de madre a hijo/a; la segunda es una infección que se puede dar por mala higiene, por ir a baños públicos sobre todo los de condiciones poco higiénicas, por compartir ropa interior usada, por nadar en albercas, piscinas, por usar ropa interior ajustada, por tocar genitales con manos sucias. Ambas pueden presentar comezón, mal olor, fluidos genitales anormales o de coloración no habitual, ardor al orinar, entre otros.

 

Es importante que cuides tu cuerpo, empezando por ti y si hay pareja pedir ese mismo cuidado a la pareja. Si llegas a presentar síntomas acude con tu mamá o papá de preferencia para que puedan llevarte al médico/a y brindarte un tratamiento, es por tu bienestar y salud.

La mayoría si, y detectadas a tiempo es mejor. Lamentablemente algunas son asintomáticas (no hay síntomas) y la persona puede tener el microorganismo en su cuerpo y no saber que lo tiene, esto aumenta los contagios. Incluso para las ITS que no tienen cura, existen tratamientos que pueden favorecer de tal manera la salud de una persona, llevándola a tener una mejora excepcional en su calidad de vida. El uso de condón, la negociación del mismo, la abstinencia de relaciones sexuales, el sexo seguro (caricias, besos tocamientos sin contacto de fluidos genitales, semen y flujos vaginales), tener relaciones sexuales protegidas y con una sola pareja, son una excelente medida que tienen a su alcance para evitar llegar al contagio por vía sexual.

 

Es importante que adoptes una postura positiva ante el condón para hombre y para mujer, ya que eso marca la diferencia entre salud o enfermedad, o entre vida y muerte.

La manera certera es con una prueba de laboratorio. Hoy en día la detección de ITS se hace de manera gratuita en centros de salud, o si están afiliados a algún hospital público o privado también cuentan con ese servicio, y es tu derecho solicitarlo y que se practique, la edad no es importante.

 

El conocer sobre la sintomatología ayuda a detectar o verificar que la pareja no tenga en sus genitales,  boca o ano, alguno de los síntomas característicos. Sin embargo esto puede ayudar pero no es suficiente ya que hay personas asintomáticas o que la ITS esté en latencia (periodo donde no hay síntoma).

 

La comunicación, el conocimiento o cercanía con la pareja también puede ayudar pero no es suficiente, ya que pueden incurrir en mentiras, encubrimientos, o que simplemente la pareja realmente no sepa que es portador de algún microorganismo.

 

Es importante, que te acerques a los servicios de salud de tu localidad, para informarte o buscar un servicio oportuno para ti y/o tu pareja.

En ambas situaciones la respuesta es no, porque en ambas se va a romper. Lo adecuado es un condón a la vez por cada relación sexual.

 

Es importante que accedas a este método no necesariamente para usarlo sino para que te familiarices con él poco a poco, desde nombrarlo, verlo solamente quizá, preguntar sobre su uso, etc.

Por abrir el paquete inadecuadamente, es decir con uñas, tijeras o dientes. Por haber caducado. Por haberlo usado dos veces. Por haber usado dos a la vez. Porque le entró aire al receptáculo al momento de la colocación. Por qué el receptáculo no se dejó libre y despegado del glande.

 

Es importante que tomes todas esas medidas para evitar sustos, que pueden perfectamente evitarse.

Sí, cuando a una mujer le van a hacer sexo oral, existen en las condonerías condones de sabor. Son trozos de látex en forma de cuadrados de color y con lubricante de sabor,  algunos que se adhieren a la vulva y así ésta queda cubierta y se puede evitar un contagio por fluidos genitales de ella, con la mucosa bucal de la pareja.

 

Es importante que recuerden que  ambos sexos tienen posibilidades de cuidarse y la responsabilidad de aplicarlo en sus relaciones.

El cuerpo es sensible no sólo en la zona genital, el placer en una experiencia sexual es del cuerpo completo, y de mente y emociones, no la reduzcamos a genitales. Cuando se usa condón si la pareja dice que no siente tanto, primero hay que checar si no lo hace por hacer trampa y que dejen de usarlo, recuerda que cuidarte es a favor de tu salud, y lo que pueden hacer es usar lubricante a base de agua que se coloca en la punta o receptáculo del condón y se cubre el resto. Puede ser también que la sensibilidad se pierda por estrés ante la experiencia sexual en sí, o que baje esa sensibilidad.

 

Es importante que reconozcan que protegerse en una relación sexual, aumenta la seguridad, la confianza y el sentido de respeto; ello ayuda a vivirla con mayor placer.

Sí, y en ese caso se puede sacar con mucho cuidado con los dedos y con la precaución de que el semen no se derrame sobre la vulva, ya que ello puede facilitar el embarazo o la trasmisión de infecciones.  Sentarse en cuclillas o en el WC en el caso de haberse quedado en el ano y esperar a que salga, ayuda pujar.

 

Si está demasiado complicado sacarlo, se puede acudir a un/una ginecólogo/a que puede extraerlo con más facilidad.

 

Es importante que sepas que es difícil que un condón se atore, y que si llega a pasar hay solución.

La teoría más aceptada, vigente y científica señala que fue a partir del contacto de monos infectados provenientes de África y que dadas las actividades de cacería los aldeanos solían resultar mordidos o sangrados por el animal y entonces la transmisión se dio de mono a humano vía sanguínea.

 

Es importantes que te mantengas informado/a sobre este tema ya que esta en continua investigación que al final beneficiará a las sociedades.

Existen formas de reducir el contagio del VIH, de la pareja san:  usar el condón correctamente en cada relación de riesgo, reducir las conductas de riesgo de contacto de fluidos, acudir puntualmente al tratamiento antirretroviral y si está controlado el virus en su sangre, el riesgo es prácticamente nulo. Sin embargo hay que considerar que cuando se llega  a la última fase, es decir al Sida, las personas ya no tienen la energía o fuerza suficiente para tener relaciones sexuales, pero si las van a tener tienen alternativas.

 

Es importante que no reproduzcas prejuicios ni hacia las personas portadoras del VIH, o con Sida ni a sus parejas o familiares, ya que son seres humanos como tú, dignos de ser respetados.

La primera prueba que se realiza se llama ELISA se puede hacer con sangre o saliva. Se puede realizar en un laboratorio y tarda algunos días en entregar resultado, pero ya existen las pruebas rápidas que puedan tardar menos de una hora en la valoración de la persona. Esta prueba detecta de inmediato si hay anticuerpos contra el VIH en el organismo. Solamente cuando se ha tenido una experiencia de riesgo que haya facilitado la transmisión posterior a los 3 meses de esa experiencia no se detectaran anticuerpos aun, se le llama ese lapso de tiempo “periodo de ventana”. También puede ocurrir que  la persona no tenga el virus y salga positiva, es muy poco probable que esto ocurra, y se le llama “falso positivo”, prácticamente si la persona está realmente infectada  y se realiza esta prueba después de 3 meses a la experiencia de riesgo, saldrá positivo. Una vez hecho esto, hay pruebas que confirman ese resultado la más usada es la de Western blot que también detecta anticuerpos contra VIH pero es más específica. A estas pruebas se les llama serológicas o de anticuerpos.

 

Existen otras pruebas que se llaman virológicas. Lo que hacen es detectar diferentes componentes del virus, por ejemplo proteínas, se llama “prueba de antígeno p24” o pueden analizar partes de su genoma, que sería la prueba PCR, ésta puede dar resultados a las 2 o 3 semanas posteriores a la experiencia de riesgo de contagio.

 

Es importante que en general, tengas el hábito de hacerte chequeos médicos anuales, es un hábito que beneficia a tu salud, y que muchas veces es preventivo a otras enfermedades.

Es de menor probabilidad que el anal o vaginal, pero si existen síntomas de alguna ITS, como llagas, ulceras, etc., es más probable que adquieran otra infección como VIH por ejemplo.

 

Es importante que recuerdes que las prácticas erótico-sexuales requieren protección y no sólo el uso de condón, sino darte cuenta de cómo estás llevando tus decisiones sexuales y si estás tomando medidas adecuadas para preservar tu salud.

Si, si la mamá está infectada de VIH, puede transmitirlo a su bebé durante la gestación, en el parto o durante la lactancia. Sin embrago, ya existen importantes avances hoy en día y si se sabe que la mamá está infectada (antes del embarazo es mejor) se puede disminuir el riesgo de transmisión si se recibe tratamiento antirretroviral, que se haga cesárea y dándole fórmula al/la bebé en lugar de leche materna.

 

Es importante, que siempre estés al pendiente de tu salud y que disfrutes plenamente de tu erotismo acorde a como tú quieras vivirlo, siempre con la precaución indicada y la información que necesites,  ya que ello tendrá un impacto importante en otras facetas de tu vida.

Vidas libres de violencia sexual

Primero que nada, verifica si es algo que te consta, y si no, puedes plantearlo directamente a tu amigo/a para confirmar esa situación. Antes que nada, hazle sentir a tu amigo/a que tú le vas a apoyar que no está solo o sola y que es importante que lo hable con algún adulto de confianza para que puedan apoyarle ya sea protegiéndole de su agresor/a, para que pueda denunciar y además para que reciba atención profesional especializada. Dile, que el que te lo haya dicho a ti, es un buen paso para que se sienta mejor. Que ella o él no son culpables de lo que está pasando o pasó.  Si le da miedo comunicarlo a sus padres, dile que puede apoyarse en otro adulto que le acompañe en ese paso de romper el secreto. Si insiste en que tú no se lo cuentes a nadie; dile que valoras más su vida y su integridad que el que se enoje contigo, y que para poder ayudarle necesitas decirle esto a algún adulto de confianza. Tu amigo/a puede disgustarse contigo pero a ti te quedará la tranquilidad de que hiciste lo correcto.

 

 

Es importante, que sepas que un secreto de ese tipo, de cualquier forma de violencia sexual, no debe guardarse bajo ninguna circunstancia y que la amistad de verdad es aquella que cuida y apoya, no la pone o mantiene el riesgo.

Sí. Uno puede pensar que aparentemente esos eventos no marcan nuestra vida y no es que no lo hagan, lo que ocurre es que se incorporan nuevas experiencias que pueden hacernos olvidar ese evento violento; pero los efectos de haber vivido aunque sea una sola experiencia así se ven en el desarrollo de la personalidad, es decir, cómo es tu forma de ser, cómo te relacionas con las personas, qué tipo de personas elijes para tu vida, tu manera de expresar tu sexualidad (es decir tu género, tus vínculos, tu erotismo y tu reproductividad) y con el tiempo puede volverse una carga que no nos damos cuenta que cargamos, o haberse reprimido mucho esa experiencia y traer consecuencias a nivel psicológico y emocional.

 

Es importante que consideres que existen especialistas capacitados en atender este tipo de situaciones, y son una excelente forma de atenderte. Ellos/ellas pueden comprender tu miedo, tu enojo, tu impotencia, etc. Y ofrecerte un acompañamiento o tratamiento adecuado para ti.

Para que exista un/una violador/a se conjuntan un sinfín de características, pero en general son personas no saludables psicológica y emocionalmente, que posiblemente han crecido con un aprendizaje cercano a la violencia (no necesariamente a violaciones) y a prácticas de desequilibrio de poder en su vida,  y por ello es importante recalcar que también requieren atención psicológica  especializada. Hay algunos trastornos mentales que pueden hacer que algunas personas violenten a otras, y por lo tanto en estos casos requerirían no sólo tratamiento psicológico sino psiquiátrico.

 

Se tiene la idea de que quienes violentan sexualmente alguna vez fueron víctimas y ahora se desquitan con quienes consideran más débiles, la realidad es que no necesariamente es así. Se han encontrado casos de personas con una vida con menor violencia y que abusaron de otras. Si fuera cierto que quienes vivieron violencia sexual de chicos serán de grandes violentos/as muchas personas en nuestro país serían agresores/as sexuales, dada la pobreza, marginación, maltrato, etc.

 

Es importante que te alejes de las personas sexualmente violentas y  busques personas saludables que procuran tu bienestar y desarrollo óptimo.

La violencia sexual no se justifica con nada, una persona puede estar provocando a otra pero si la persona provocada reacciona con violencia sexual, está cometiendo una acción reprobable o un delito, dependiendo la forma. Sin embargo, efectivamente algunas mujeres tienen conductas que se plantean como provocadoras, en este caso cada mujer debería reflexionar sobre cómo está manejando su sexualidad, si lo que quiere manifestar es que le gusta un chico pero le da miedo que la rechacen, tal vez puede idear otras alternativas de acercamiento, desde escribírselo, o ir buscando su amistad para empezar a conocerle, hacerle la plática de poco a poco a lo largo del día, encontrar afinidades en gustos, pasatiempos, actividades, etc.

 

Es importante que recuerdes, que para nadie es fácil cuando alguien nos gusta pero es importante que te des cuenta si lo que haces realmente puede acercarte a esa persona o terminarás por alejarle.

Para cualquiera de los dos sexos, es recomendable no permitirse los contactos que impliquen genitales, glúteos y pecho. Ambos sexos tienen derecho a exigir respeto al cuerpo y la integridad, y no abusar de su condición genérica, como por ejemplo, que una mujer pegue pero él a ella no, o que él pueda expresar quien le gusta y no le dirán nada y que ella tenga que ser más reservada para que no la tachen de loca o urgida.

Si alguien se incomoda con ciertos tocamientos del otro género, puedes decirle no sólo que no te gusta y no lo apruebas sino cómo podría acercarse a ti de manera que te sea más cómodo.

 

Si hay una relación de noviazgo, es importante que dialoguen y acuerden contactos físicos que a ambos gustan y no incomodan, ni a ellos como pareja ni a quienes les rodean; es decir, que esos contactos no trasgredan a otras personas que conviven con la pareja, sobre todo si es en espacios públicos la pareja de novios deben considerar que al estar en un lugar público cualquier persona tienen derecho a llamarles la atención. Por ejemplo cuando las parejas están besándose muy apasionadamente y tocándose en público.

 

Es importante no sólo que reconozcas los contactos que permitirías y los que no, que hagan ver sobre todo cuánto te respetas y valoras sino también los espacios públicos y privados para poder expresarlos. Hay lugar y momento para todo y esto aplica para ambos sexos.

Puedes ir al ministerio público de tu delegación o bien a las agencias especializadas en delitos sexuales los datos de éstas vienen en internet; en compañía de un adulto. En las agencias brindan además asesoramiento jurídico y atención psicológica gratuita. Recuerda que la denuncia no sólo es la que haces ante la Ley, sino el sólo acto de hablarlo con alguien está significando que denuncies algo con lo que no estás de acuerdo y que no mereces vivir o seguir viviendo.

 

Es importante que veas que  alzar la voz y romper el silencio es el primer paso para romper con la violencia y vivir con mayor plenitud, como es tu derecho.

Una de las características del acoso sexual es la constante insinuación de frases, acercamientos físicos, miradas lascivas sin importar el tipo de relación que se tenga con la persona. Si ya pudiste hablar con esa persona e insiste, el siguiente paso es pedir apoyo a tus padres de preferencia para que denuncien el acoso. Hay ocasiones que los mismos papás o mamás hablan con él o ella o con los padres de quien agrede y con ello cesa la conducta violenta, hay ocasiones en que no. De preferencia si tus padres van a intervenir es más recomendable que lo hagan entre adultos, es decir directamente con los padres del/la agresor/a ya que, podrían tu papá y/o mamá, meterse en otro problema por tratarse de un menor quien te está violentando. Al ser el acoso un delito, la persona puede ser castigada por la ley.

 

Es importante que ante la violencia sexual busques apoyarte en personas adultas de tu confianza, que no enfrentes solo o sola esta situación aun cuando puedes tener la capacidad para hacerlo, evita exponerte más y que puedan hacer un manejo más óptimo los adultos. 

Existe una diferencia entre el juego sexual, el abuso sexual y  un accidente.  El primero, se refiere a conductas, expresiones, manifestaciones erótico sexuales como besar, acariciar, tocar  comúnmente llamadas “faje” en donde ambas partes están todo el tiempo de acuerdo en experimentar, si son de la misma edad y no fuerza una parte a la otra, es juego sexual. Si se está dando inicialmente el faje y en cualquier momento del mismo una de las partes desea y expresa que quiere parar, es responsabilidad de la otra respetar el límite que se le ha marcado, si continúa sin respetar la petición es abuso. El abuso sexual además tiene dos factores que indican que se trata de un abuso, el primero es la edad, cuando la persona es menor de 18 años y acaricia los genitales de alguien mayor, por el sólo hecho de la diferencia de edad es abuso sexual. El otro factor es que si son de la misma edad pero uno fuerza al otro mediante la fuerza física, el chantaje, manipulación  a todo esto se le llama coerción, es abuso sexual también.  El abuso sexual a menores ocurre también sin tocamientos, por ejemplo cuando se les fuerza a ver a otra persona estimular sus genitales o masturbarse, cuando se les pone a ver pornografía, cuando se les deja que estén en un espacio donde una pareja está teniendo relaciones sexuales, también esos son tipos de abuso.

 

También hay ocasiones en que por accidente tocan los glúteos, senos o genitales de alguien. Por ejemplo si vienen subiendo las escaleras y se caen accidentalmente su mano roza con los senos de una compañera, no se considera abuso sexual, o si están en educación física y pegan accidentalmente en genitales tampoco.

 

Es importante que reconozcas tus derechos ante expresiones eróticas consensuadas y voluntarias y tu responsabilidad cuando alguien te pide que pares la conducta.

Salud sexual de frente al plan de vida

Ambas son etapas de cambio, como lo fue cuando dejaste de ser bebé y te convertiste en niño o niña más independiente. La pubertad implica cambios físicos y biológicos que darán pie a una maduración corporal necesaria que vivir las siguientes etapas, de manera sana. La adolescencia son cambios en tu manera de pensar, de ver la vida, de socializar y relacionarte, de ir descubriendo cómo funcionas emocionalmente, de adquirir nuevas capacidades, habilidades y conocimientos sobre ti, los demás, y el mundo, algunos llaman a este conjunto cambios psicológicos y sociales.

 

Es importante que veas que la pubertad y adolescencia son necesarias para experiencias agradables y son indicativos de que estás desarrollándote saludablemente, si no ocurrieran y tuvieras 17 años, habría problemas en tu salud.

No. Equidad es la práctica de los derechos y responsabilidades por igual para ambos géneros, así como la práctica del trato igualitario para ambos. Implica también que la sociedad y gobierno ponga las condiciones necesarias para dar oportunidades por igual para ambos géneros, sin distinción.

 

Lo que mencionas se llaman estereotipos de género y lo que hacen es encasillarnos a los seres humanos en una forma u otra de ser o comportarnos, dejándonos menos libertad para ser y expresarnos, y sólo fomentan la violencia de género. Recuerda que tú tienes el derecho de elegir cómo quieres vivir tu “ser hombre” y tu “ser mujer”, la idea es que puedas elegir características que a ti te gusten. Si eres mujer y te late ser delicada y amable, y te encanta el futbol y algunos deportes extremos, integrar todos esos elementos es tu elección. Si eres hombre y te late ser caballeroso, expresivo, tocar la batería, tú y las personas que te rodean debemos respetarlo.

 

Es importante que practiques la equidad y el trato igualitario, ya que no sólo te hará sentir mejor, sino podrás desarrollarte en cualquier área que te guste sin ser discriminado/a por el sólo hecho de ser mujer u hombre.

Lo más seguro es por falta de orientación en temas de higiene. Si bien la menstruación no es un fluido sucio del organismo, es una materia de deshecho, y cuando el ser humano desecha algo de su organismo debe ser limpio con su cuerpo y con el medio ambiente. Lo correcto sería que una vez usada una toalla sanitaria, se envuelva en papel higiénico y se deposite en el bote de basura junto al WC. No tirarlas directamente en la taza porque no son biodegradables.

 

Es importante que cuides la limpieza en tu cuerpo y que tus hábitos de higiene vayan incorporando nuevos aprendizajes, más en una etapa donde hay o habrá muchos cambios nuevos que requieren orientación, cuidado y atención.

Tiene que ver con la educación recibida en casa por un lado, es decir que no le han enseñado con suficiente fuerza sobre el respeto y la tolerancia a las diferencias individuales. Por otro lado, a veces la presión para molestar a cierta persona o grupo de personas es fuerte y terminan molestando a alguien aunque en el fondo no estén de acuerdo. Recuerda que eso es violencia, y si dejas que pase eres participe de ello, en realidad son más las personas en un grupo que prefieren el respeto que las que no, si preguntas verás que es así; pues a la mayoría nos gusta la dignidad, la valoración positiva y estar en ambientes armoniosos, además de que funcionamos mejor así.

 

Es importante que reflexiones que la pubertad es algo que todos y todas vivirán, recuerda no hagas lo que no te gustaría que te hicieran.

Los cambios en el estado ánimo es parte de esta etapa, ser groseros/as y violentos/as, no lo es. Puedes explicar a la persona con la que fuiste grosero/a en un momento de más tranquilidad qué es lo que realmente te irrita, disgusta, enfada, etc. Y decirle que pare de hacerlo o que lleguen a un acuerdo en la relación en donde ambas partes se sientan escuchadas y atendidas en su necesidad. Ofrece disculpas ya que ello estará mostrando tu capacidad en desarrollo de ser responsable de lo que dices y cómo lo dices. Ten paciencia contigo también, puede a veces desesperarte fácilmente ciertas cosas, busca formas de relajarte, como respirar profundo varias veces, o alejarte un momento de la situación. Recuerda que la comunicación efectiva es una buena forma de aclarar tus estados de ánimo variables; al final si el vínculo te importa busca mantenerlo con ese recurso.

 

Es importante que expreses lo que sientes, cómo lo sientes, desde cuándo, para que la persona pueda comprenderte mejor y darte un trato acorde a lo que está pasándote. La expresión efectiva de sentimientos  es algo que el ser humano aprende poco a poco, tú estás desarrollando esa capacidad.

Puede resultarte triste o sacarte de onda que la amistad ya no sea la misma, recuerda que la adolescencia es una posibilidad para elegir. Para empezar, puedes hablar de ese punto con tu amigo/a y expresarle lo que sientes ante su cambio. Escúchale tú también pues quizá no sea así y tú lo veas diferente. Especifícale qué es lo que notas de diferente en su amistad. Date cuenta que una posibilidad es que su personalidad se esté moldeando a alguien diferente, y tú debes decidir si te gustaría ser amigo/a de esa persona con todo y esos cambios o pueden descansar la relación un tiempo. Quizá tú también cambias tus actitudes, pensamientos, forma de ser y no lo notas, pero quienes se relacionan contigo se dan cuenta que cada día eres diferente. La adolescencia es un momento en que formas tu identidad sexual, es decir, la conjugación de tu sexo, género y orientación sexual, en ese cajoncito va también tu forma de ser, que está en proceso de definición.

 

Es importante que sea tolerante ante las amistades y sus cambios, sin que descuides tus propios sentimientos. Recuerda que tú puedes valorar cuando un vínculo quieras que siga en tu vida o no.

La adolescencia es un cambio también para los padres y las madres, y familias en general. Así como tú puedes ir incorporando aspectos positivos  y saludables a tu forma de ser, puedes explicarles a ellos/ellas que también les corresponde hacerlo. Para ninguna de las dos partes es fácil, pero el amor de la familia, realmente es lo que lo vale. También a ellos les cuesta aceptar que estás creciendo.

 

Algunas sugerencias pueden ser: acércate a hablar con ellos cuando sea un momento donde ambas partes estén tranquilas. Si las emociones surgen desbocadamente, podrían tomar un tiempo fuera y retomar esa conversación en otro momento; las personas no siempre están listas para hablar de ciertas cosas. Escríbeles una carta donde expreses lo que ves que está pasando, a veces es más fácil empezar la comunicación por escrito. Haz una especie de guión previamente a hablar con ellos, sobre los puntos que te gustaría tocar en ese diálogo, a ti te servirá ver si lo que planteas es realmente viable o está muy complicado, y también te dará claridad y fuerza para conversar.

 

Es importante que consideres que la paciencia no sólo es de tus padres hacia ti, sino de ti hacia ellos también. La comunicación es la base de mejora en las relaciones.

El noviazgo, es un vínculo de conocerse a uno mismo a partir del otro. Y lidiar con uno mismo no siempre es tan fácil. También es un espacio donde podemos encontrar al inicio muchas cosas que nos hacen falta, como atención, afecto, seguridad, apapachos, etc., cuando se eligen por esas razones a una pareja, lo más probable es que no fluyan bien en la relación. Pues estarán esperando que la otra persona cubra esas necesidades que vienen como carencias en su historia de vida. Como la relación puede dar cosas muy bonitas, aquellos aspectos que no lo son tanto pueden no verse al principio o negar que existen, pues el miedo a perder lo que tienen en ese momento, puede ser superior a lo malo que están viviendo. El problema es se puede perder también la capacidad de ser objetivos con la relación, justificar algún mal trato de la pareja, o creer que todo cambiará para bien. El noviazgo no es algo mágico, requiere de la intención de ambas partes por hacerlo crecer, y de acciones concretas.

 

Es importante que valores si una relación de noviazgo en tu vida te hace feliz, te hace respetar tu individualidad, que no dejas de ser quien eres para volverte lo que tu novio/a quiera, que no te manipula o restringe tu vida, sino que te mantengo con un sentimiento de dicha, alegría, y que estás con la persona indicada, si empiezas a dudar ahí puede estar pasando algo.  Recuerda comunicación y vínculos saludables para ti.

No existe un número o frecuencia que indique si ya hay algo malo o no. La masturbación al ser algo voluntario también está bajo el control de la persona, es decir, cuándo y a qué hora quiero.  Cuando la persona estimula sus genitales y pierde el control de la situación, por ejemplo que no vaya a la escuela por quedarse a masturbar, o que no coma por quedarse a masturbar o que pierda una ida al cine con amistades por quedarse a masturbar, eso pudo haber pasado una sola vez en la semana, pero lo hace una conducta compulsiva, ansiosa  y no saludable. Esta experiencia es mejor vivirla con placer, ya que su finalidad es conocer las sensaciones de tu cuerpo a partir de tus genitales, como conoces las sensaciones de tu cuerpo cuando le dan un masaje a tus hombros cansados o a tu cabeza, se trata de conocer el cuerpo y eso no es malo, se trata de tu cuerpo. La diferencia es que esta actividad es privada por tratarse de genitales e intimidad. Puede haber una persona que lo haga 4 veces a la semana y no sólo que lo disfrute sino que no hay culpa o asco por su cuerpo, además de que fue voluntario y privado, esa sería una manifestación saludable. Como ves, no depende del número de veces, sino de la intención con la que lo están haciendo, si es para disfrutar y conocerse o porque hay ansiedad y compulsión.

 

Es importante que aprendas que la masturbación es parte de un desarrollo saludable de la sexualidad, y que puedes explorar esas sensaciones, cuando tú quieras,  si no es por ahora, estará bien, y si sí, que lo vivas con placer, sin culpa y en privacidad.

La diferencia es que el autoerotismo es tocar y acariciar todo el cuerpo, específicamente la piel, incluyendo genitales.  Cuando es con uno mismo/una misma es autoerotismo, pero puede ser en pareja y se llama erotismo. Y la masturbación es tocar, acariciar genitales exclusivamente. Ambas expresiones saludables de la sexualidad son voluntarias y que contribuyen a mayor aceptación del cuerpo y reconocimiento de sus sensaciones placenteras.

 

Es importante que no hagas juicios negativos sobre tu cuerpo o el de los demás y sus sensaciones, así como te han enseñado a rascarte cuando hay comezón, o taparte cuando hace frio, o darte agua cuando has sudado mucho, y que todo eso es muy agradable no tendría que ser diferente si se trata de tus genitales o de toda tu piel.

Tiene que ver con la educación estereotipada hacia hombres y mujeres. A ellas no se les enseñan que sus genitales son parte de su cuerpo, que pueden verlos, tocarlos, sentirlos y no pasa nada malo por ello. Desde chicas hay una negación inconsciente a verse integrales, completas. Se viven como “mi cuerpo con sus formas, texturas y tonos” y… “los genitales” como si fueran algo ajeno a ellas, por otro lado hay otro tipo de crianza en donde se les enseña de manera exagerada a veces, que los genitales es una parte que nadie puede tocar NUNCA, como si estuvieran en riesgo constante. Ello hace que incluso ni ellas mismas, los quieran tocar. Es importante prevenir de abusos sexuales, pero a ambos géneros por igual y no estigmatizar a los genitales como las únicas partes de las que se puede abusar, o a las que hay que proteger, el cuerpo completo merece ser respetado.

 

Es importante que ambos géneros comprendan que la sexualidad no se moldea igual en hombres que en mujeres, lamentablemente por los estereotipos de género que todavía se siguen transmitiendo; pero que pueden re educarse a mensajes más positivos y sin prejuicios.

Sí. Generalmente porque no existen las motivaciones fuertemente arraigadas en su interior, o porque no hay  motivaciones externas. Algunos/as adolescentes lo disfrazan de “me gusta vivir al día y no pensar en el futuro que aún no existe” El pensamiento no es malo, pero es excluyente. Es decir, un ser humano puede plantearse metas y al mismo tiempo disfrutar su presente. Las metas además dan mayor sentido al presente, a lo que hago y para qué lo hago; es un factor además que protege de riesgo como adicciones o embarazos no deseados. Se ha visto que los/las adolescentes que salen embarazados, no tenían objetivos a cumplir a corto o mediano plazo.

 

Es importante que reflexiones en tu vida, qué te motiva y qué te gustaría alcanzar, sino encuentras respuesta, ve más allá. ¿Me exigen mucho mis padres a un nivel que me desmotiva? o ¿Qué tan al pendiente están de mis proyectos o mis gustos? ¿Suelen reconocerme en mis logros y éxitos?  Habla de tus respuestas con ellos.